Muchas veces he escuchado que tener un crédito seguro es imposible o tener que solicitar un crédito es algo malo, y que hay que recurrir a ellos sólo como último recurso: nada está más alejado de la realidad. Los créditos personales bien manejados son una herramienta muy necesaria y valiosa para tus finanzas. Un buen manejo de crédito te puede ayudar a cumplir metas, cubrir imprevistos y en general mejorar tu calidad de vida.

Inclusive, el tener un buen historial de cumplimiento de tus créditos te otorgará beneficios adicionales, ya sea en extensiones futuras, prestamos personales urgentes o incrementos de líneas de crédito. Toma en cuenta también, que el no tener ningún historial crediticio es una mala idea, ya que podrás salir rechazado en la primera solicitud de crédito que intentes hacer. Al tomar la decisión de otorgarte un crédito, las instituciones quieren ver cuál es tu comportamiento de pago, y sí esto no existe puede generar incertidumbre en si eres o no puntual en tus pagos. Por todas estas razones es importante que aprendas a manejar un crédito de manera inteligente y te hagas de una buena reputación financiera.

Hemos comentado muchas veces el tema del presupuesto, como ya te estás dando cuenta, es en gran medida, la base de unas finanzas personales sanas. Para el crédito inteligente, el presupuesto es también de gran importancia, ya que obviamente el dinero rápido que pides prestado lo tienes que pagar, y ese pago lo tendrás que agregar a tu presupuesto para asegurar que, incluyéndolo, la suma de todos tus egresos no rebase la suma de tus ingresos. Algunos expertos opinan que el total de tus créditos no debe rebasar el 30% de tus ingresos, sin embargo, esto puede ser una regla un poco subjetiva, ya que no todas las razones para solicitar un crédito son las mismas, y es probable que algunos de tus créditos estén destinados a incrementar tus ingresos actuales. Lo importante es analizar tus presupuestos para que no tengas problemas en cumplir el pago puntual de los créditos, esto es lo más importante.

Analiza muy bien en que utilizarás el crédito, puede ser para cualquier cosa, desde unas vacaciones, un regalo o hasta para activos que te dejen algo de dinero, pero recuerda que no debes solicitar créditos por encima de tu capacidad de pago, ya que si tienes problemas para pagar puede afectar tu historial crediticio

Hablando del historial crediticio o buró de crédito, hay mucha información equivocada y mitos que abordaremos a detalle en una siguiente ocasión, pero por ahora lo que te puedo decir es, el buró de crédito no es una lista negra, es sólo un registro de tu historial crediticio (bueno o malo), si alguna vez has tenido cualquier tipo de crédito o servicio de pago mensual contratado, es un hecho que apareces en el buró de crédito, el que aparezcas ahí no quiere decir que debes algo, y el que aparezcas ahí con algún tache no quiere decir que eres de lo peor y que nunca podrás acceder a un crédito. Debes aprender que no existen los prestamos sin buró, sino que el buró permite conocer tus comportamientos a los que te otorgarán el crédito, que como hemos dicho antes, si no aparece ningún comportamiento puede ser peor.

Una vez aprobado tu crédito, tienes que ser organizado. Anota en un calendario tus fechas de pago un poco antes de la fecha límite de pago para que planees correctamente la forma de hacer el pago, y si el cargo es automático a alguna de tus cuentas, asegúrate de tener el efectivo inmediato para no caer en algún atraso o incumplimiento. Recuerda que el que te presta no te está regalando dinero, es dinero que tienes que pagar si lo utilizas, y por eso tienes que ser responsable. Cuando adquieres un crédito, adquieres una responsabilidad y su buen o mal manejo afectarán o beneficiarán tu reputación para oportunidades futuras.

Espero que después de leer esta pequeña nota coincidas conmigo en algunos puntos: los créditos inteligentes no son malos, al contrario, son básicos en las finanzas personales; no debes solicitar más crédito del que puedas pagar; el buró de crédito no es la lista negra de los que se portan mal sino un reporte de tu comportamiento; es mejor tener un reporte de comportamiento crediticio a no tener ningún historial; un crédito conlleva una responsabilidad que debes asumir y el no hacerlo te quitará oportunidades en el futuro.

Si tomas en cuenta está información y estás listo para convertir tus créditos en créditos inteligentes, acércate a Creditea para que puedan otorgarte el crédito ideal para ti y adaptado a tus necesidades, sin aval ni comisiones.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment