Existe una pregunta que siempre nos hacemos al tener algún sobrante de dinero, al recibir un bono, recibir nuestro aguinaldo o cualquier otro dinero rápido extra: ¿lo uso para pagar mis deudas o lo uso para ahorrar?

La respuesta no es tan sencilla como “paga tus deudas”, y contrario a lo que podrías pensar, esa respuesta generalmente será la que menos te conviene ya que existen muchas variables que harán que la respuesta dependa de tu situación en ese momento, y seguramente será distinta la situación de tus créditos personales el próximo mes o del fin de año.

Es importante empezar por conocer bien tus deudas, a veces pasamos por alto la tarea básica de conocer exactamente todas y sus detalles. Asegúrate de anotar en una lista cuáles son, qué tipo de deuda es, que tasa de interés tiene cada una de ellas, cuáles son sus fechas de pago y cuántas mensualidades te quedan en cada una. Toma en cuenta que el pago normal de tus deudas debe de estar incluida en tu presupuesto mensual y la pregunta de pagar más deuda o ahorrar es porque tienes algún sobrante que no sabes si hacer más pagos a tus deudas o si lo debes ahorrar, y no se trata de pedir un préstamo inmediato para deshacerte de tus deudas porque así no funciona.

El resultado de este análisis es que conocerás el costo de cada una de tus deudas y el costo que podrás disminuir al pagar más de lo que ya pagaste.

Evidentemente si tienes deudas con pagos vencidos y tienes un sobrante, sería una buena oportunidad para regularizar un poco tu situación ya que esto si está afectando tu historial crediticio y por lo tanto oportunidades futuras. No te dejes llevar por anuncios de prestamos en línea sin buró, ya que todo movimiento es registrado en el buró, y es muy probable que estas se vuelvan tus deudas más costosas porque deben de estar incurriendo en intereses moratorios u otros costos adicionales.

Después de hacer este análisis tal vez te estés sintiendo un poco estresado y te estarás preguntando ¿no que no debía destinarlo todo a mis deudas? La verdad es que no necesariamente. Si tus deudas son sanas y tienes programado sus pagos dentro de tus presupuestos, tal vez es más importante ahorrar una parte para un imprevisto o incluso para llegar al objetivo de tu fondo de emergencia que destinarlo todo a pagar tus deudas.

Si nunca has ahorrado, es una gran oportunidad para iniciar ahorrando parte de ese sobrante y darte una buena motivación para continuar haciéndolo. Si tienes un poco ahorrado y destinas una parte de ese sobrante al ahorro, verás tus cuentas de ahorro crecer y te continuará motivando para hacerlo. Por el otro lado, si lo destinas todo al pago extra de deudas, puede que te cueste más trabajo lograr esa motivación y costumbre al ahorro, o inclusive puede que, si no has empezado, atrase más el arranque hacia un fondo de emergencia o de ahorro. Analiza al igual que las deudas, el estado de tu fondo para emergencias o tu fondo de ahorro, pregúntate ¿qué pasaría si tuvieras una emergencia y destinas todo al pago extra de deudas?

En resumen, no debes destinar todo ese sobrante al pago de deudas y tampoco lo puedes destinar en su totalidad al ahorro, tiene que ser una combinación perfecta para ti. Sólo con el análisis de tus deudas y el nivel actual de tu fondo de ahorro podrás decidir qué es lo que más te conviene en ese preciso momento que un extra de efectivo inmediato esté en tus manos.

Por lo general los expertos sugieren destinar un 90% para el pago de tus deudas y por lo menos el 10% al ahorro, pero tal vez tu situación de deudas esté muy sana y es más importante para ti en este momento crear un buen fondo de ahorro, o tal vez tu fondo de ahorro para emergencias ya alcanzó el objetivo que tenías planeado y entonces te convenga más disminuir tus deudas o liberar líneas de crédito. En cualquiera de los casos estoy seguro que este análisis te podrá dar la mejor respuesta.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment