Muchas veces en finanzas escuchamos la frase en inglés: “cash is king”, que traducido al español significa “el efectivo es rey”. Normalmente ésta frase se utiliza en las empresas para hacer referencia a los flujos de efectivo disponibles, ya que sin estos, es muy difícil que el negocio prospere. Por lo tanto, la disponibilidad del flujo de efectivo es uno de los análisis más valiosos en una empresa.

El mismo análisis puede aplicar para las personas dentro de sus finanzas personales, la disponibilidad de tu flujo de efectivo determinará tu posibilidad de hacer frente a imprevistos, tu capacidad de ahorro, y en general el estado de tus finanzas personales.

Y es que hablar de “efectivo” no sólo se refiere a los billetes y monedas que tengas en la bolsa, sino también a la cantidad de dinero que puedes tener disponible de inmediato y sin costo. Y es aquí donde realmente surge la pregunta ¿el dinero en efectivo sigue siendo el rey?, la respuesta es sí, y seguramente seguirá siéndolo por mucho tiempo.

Aunque durante los últimos años se ha estado prediciendo la muerte del efectivo con nuevas monedas digitales, y en efecto, se ha incrementado también el uso de las tarjetas de crédito, la mayoría de las transacciones diarias se siguen pagando en efectivo, y es que en México estamos todavía lejos de eliminar el uso de efectivo en nuestro día a día.

Gran parte de nuestra economía diaria está restringida al uso de efectivo. Desde el pago de la mayoría del transporte público, la compra de nuestros deliciosos alimentos en la esquina, hasta la compra-venta de artículos entre particulares.

Escucho seguido opiniones sobre el uso de efectivo en términos de ahorro y gasto, algunos comentan que el efectivo se les va demasiado rápido, pero en la realidad, usar efectivo para planear tus finanzas puede traer grandes beneficios y por el contrario al efectivo, existen muchas personas que exageran el uso de las tarjetas de crédito y pierden control sobre sus gastos, ya que firmar un papel es un acto muy sencillo.

Existe un método muy viejo pero efectivo para controlar tus gastos, si eres de las personas que firma con tarjeta de crédito y luego se pregunta en qué gasta tanto, éste método puede ser un buen punto de partida para ti, y seguro ya lo has escuchado: el método de los sobres. La idea es sencilla, al recibir dinero, sepáralo en sobres destinados a cada uno de los conceptos de tu presupuesto de gastos, una vez que hayas agotado el dinero que estaba dentro del sobre sabrás que ya llegaste a tu presupuesto meta y que hacer un gasto adicional a eso, será por encima de tu presupuesto.

Suena muy simple pero de verdad funciona, es más, muchas veces te darás cuenta que te sobra algo de dinero y lo que es mejor de todo es que te ayudará mucho en conocer tus límites y mejorar tu motivación hacia finanzas más sanas; el dinero en efectivo si sigue siendo el rey, aún cuando creas que estás cubierto con tarjetas de crédito, en México el efectivo sigue siendo tan necesario para el uso diario que no está demás considerar prestamos urgentes en efectivo con tal de no pasar carencias.

Un gran aliado para tus requerimientos de efectivo puede ser Creditea ya que por medio de sus préstamos inmediatos sin aval ni garantías pueden otorgarte ese efectivo rápido que necesitas sin tantos problemas.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment