Como muchos de ustedes ya lo habrán notado, el 14 de febrero, día en el que celebramos el amor y la amistad, está a unos cuantos días. Seguramente todos tenemos distintas maneras de celebrarlo, y es que las opciones son muchas dependiendo con quien lo festejes, pero te aseguro que verás a más de uno en la calle con un ramo de flores, los restaurantes tendrán una larga espera y los hoteles estarán llenos. Y es que ¿quién no quiere celebrar el amor o pasar un buen rato con amigos? … bueno habrá alguno que otro.

Para los que, si tienen la intención de celebrarlo, sin importar qué tan grandes o pequeños sean sus planes, lo más importante es que la pasen bien, llenos de felicidad y que sirva de un buen pretexto para recordar con una sonrisa la fecha en un futuro. Para que esto sea así, considera algunos consejos para que no te pases el día preocupado por dinero o que se convierta en una fecha que en el futuro recuerdes como aquella que dejó un gran bache a tus finanzas.

Recuerda que el amor no se medirá en cuánto gastes. Si sientes que tienes que gastar un dineral para demostrarle a tu pareja cuanto la amas y hasta andas pidiendo préstamos personales urgentes, tal vez no sea la mejor relación del mundo, puede ser que estén acostumbrados a esa dinámica o es muy probable que sea un problema tuyo más profundo, pero sea cual sea la razón, tienes que analizarlo y corregirlo porque el resultado siempre será tóxico.

Son invaluables las parejas que se apoyan y conllevan la abundancia igual que las carencias y hemos visto más de una relación que cuando hay dinero se aman hasta el infinito, pero cuando hay problemas de dinero no se soportan.

Conoce tus capacidades. A veces podemos extralimitarnos porque en realidad queremos dar algo que haga a la otra persona inmensamente feliz y seguramente lo vale. Esto no es algo malo si conoces tus capacidades y limitantes, trata de pensar como ese gran regalo, viaje o experiencia afectará tus finanzas y si no le ves problema, adelante, si notas que lo estás pensando demasiado y te preocupa cómo te afectará en el futuro, tal vez no sea una gran idea y puedas ajustar un poco tus planes.

Reconoce los impulsos. Todo mundo sabe que cuando estamos emocionados, felices y enamorados tendemos a hacer muchas más compras impulsivas que de costumbre, y digo que de costumbre por que la gran mayoría de nuestras compras suceden así. Sin embargo, en este tipo de fechas nos dejamos ir un poco más por nuestros impulsos y el gasto de ese dinero rápido con tal de sorprender al otro. Ya se que suena aburrido, pero me lo agradecerás más tarde: piensa antes de comprar, toma una pausa y respira, si reconoces que es un impulso, mide el tamaño del impulso. Tal vez reconsideres, tal vez hagas una compra más evaluada o tal vez esto no evite que lo hagas, pero por lo menos será una decisión pensada y no impulsiva.

Finanzas en pareja. Para aquellos que tienen una pareja estable, tal vez este pueda ser un buen momento para hablar de las finanzas en pareja. Es un tema muy extenso que abordaremos después, pero es un hecho que las parejas que conocen exactamente su situación financiera son más felices.

Recuerda que el objetivo de este día es ser feliz y pasarla bien con tu pareja o amigos, y probablemente no serás muy feliz sin gastar algo por lo menos, pero tampoco serás feliz si gastas tanto que no quieras volver a salir en un año, se trata de gastar consciente y responsablemente buscando el balance perfecto para que disfruten sin arrepentimientos.

Si estás planeando comprar algún regalo, hacer un viaje, o simplemente ir a cenar o a tomar unos tragos con los amigos y necesitas un poco de dinero para hacerlo, recuerda que te puedes acercar a nuestros amigos de Creditea para obtener un crédito seguro con varias opciones de prestamos inmediatos, totalmente adaptado a tus necesidades.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment