COMO AHORRAR SIN SUFRIR

Ahorrar no es una tarea tan difícil como se piensa, y una vez que has empezado, es muy fácil continuar para crearte un hábito constante que te ayude a alcanzar tus metas financieras. Mantenerte motivado es lo más importante ya que de eso dependerá que continúes ahorrando. 

¿Cómo ahorrar dinero?

Sigue estos sencillos pasos para que ahorrar se convierta en una tarea libre de sufrimiento y que eventualmente se convierta en un hábito que te mantendrá siempre motivado a seguirlo haciendo.

Fija objetivos realistas. Es muy importante que tus objetivos sean muy específicos, ya sea por monto o con algún fin en específico. Si tu objetivo es ahorrar una gran cantidad de dinero, empieza por fijar metas más pequeñas, recuerda que el tiempo y tu presupuesto serán factores muy importantes para determinar cuánto podrás destinar al ahorro de manera mensual para cumplir con tus objetivos. Es más fácil ahorrar cantidades más pequeñas por un mayor tiempo, que cantidades muy grandes por un menor tiempo.

Cumple con tu presupuesto. Recuerda que cualquier objetivo de ahorro que te propongas, deberá ser agregado a tu presupuesto mensual, velo como si fuera un egreso adicional. Por lo tanto, tu meta de ahorro tendrá que ser un objetivo realista para que te siga alcanzando para tus gastos, y tal vez sea un buen momento para hacer ajustes a tus gastos para convertir tu ahorro en una prioridad. Cualquier gasto que tengas que hacer y que no esté contemplado en tu presupuesto, deberá ser cubierto sin tocar lo que has ahorrado, en estos casos puedes acercarte a nuestros amigos de Creditea y hacer ajustes a tu siguiente presupuesto. 

Págate a ti primero. Esto es muy sencillo, primero paga tu ahorro, y luego todo lo demás. En cuanto recibas tu dinero, separa inmediatamente el importe que tienes presupuestado para el ahorro. De ésta manera, dejarás de ver ese dinero en tu flujo de efectivo disponible, y todo el restante será destinado para tus gastos. La razón de “pagarte a ti primero” es realmente porque es muy difícil hacerlo a la inversa, si tratas de pagar todos tus gastos y lo que sobre lo ahorras, será mucho más difícil ver sobrante y por lo tanto, ver avances en tus ahorros.

Encuentra un ahorro automatizado. Este punto es muy sencillo y en realidad lo único que está haciendo es obligarte a pagarte a ti primero. Existen muchas opciones, ya sea directamente con el banco donde recibes tu nómina, o con algún tercero vía una plataforma en línea. Pueden destinar a el ahorro un porcentaje directamente de tus ingresos cada vez que recibas uno de ellos, o pueden hacerte un cargo automático destinado a una cuenta de ahorro por un monto fijo mensual. Son muy sencillos de activar y en realidad puede ser una gran opción para los que inician a hacer del ahorro una costumbre.

Recompénsate por tu ahorro. Por último, asegúrate de darte una palmada en la espalda cada vez que logres un objetivo de ahorro. Si el destino de tu ahorro no tiene una recompensa específica motivo del ahorro, como comprar algo o irte algún viaje, ponte una pequeña recompensa cada que cumplas un parte de tu objetivo, por ejemplo, si tu objetivo es ahorrar cincuenta mil pesos, asegúrate de darte una pequeña recompensa cada cinco mil, esto hará que mantengas tu motivación y te hará sentir los intervalos más cortos.

Con estos sencillos pasos, no sólo harás del ahorro una tarea sin sufrimiento sino que también te ayudará a aplicar el ahorro en otros ámbitos de tu vida, como ahorrar gasolina. También te ayudará a identificar problemas o posibles ajustes con tu situación financiera actual. Recuerda, empieza con poco y ve escalando tus objetivos de ahorro para mantener tu motivación.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment