¡Hola!

En el artículo pasado me preguntaban sobre cómo proteger los datos personales a la hora de comprar por internet. Antes de esto, es importante entender: ¿qué pasa cuando alguien tiene acceso a mis datos y cómo funciona el fraude online?

Voy a nombrar algunos de los diferentes engaños de los que podemos ser víctimas:

1. Comercios fraudulentos:

Sitios web de venta de diferentes productos o servicios que en realidad no entregan lo que dicen. Puede ser marketing engañoso para venta de productos de mala calidad, o bien, promociones increíbles que al final nunca son entregadas.

Ej. Encuentras un paquete increíble, hotel todo incluido, vuelos de avión, tours, un precio inigualable; realizas tu pago y recibes un correo de confirmación, pero cuando se acerca la fecha de tu viaje, la agencia ya no existe y no puedes localizarla por ningún medio.

Ej2. Recibes un producto que no se parece nada a lo que compraste, pero cuando intentas reclamar, te redirigen a unos Términos y Condiciones de Servicio en los que se especifica que no aplica la devolución en tu caso. Intentas reclamar en redes sociales, pero estas no existen o tienen deshabilitados los comentarios.

2. Robo de datos:

Puede ser algo elaborado como un hackeo o pishing, pero también puede ser algo tan simple como llenar un formulario y voluntariamente regalar nuestra información personal. Cualquier dato que nos haga identificables y que pueda ser utilizado por alguien más para hacerse pasar por nosotros es un dato delicado.

Ej. Buscando empleo por internet das con un sitio que anuncia que maneja varias compañías y te piden que llenes un formulario con tus datos de contacto, experiencia laboral, ingresos, etc. Esta información puede utilizarse posteriormente para solicitar un crédito en tu nombre.

Ej2. Recibes un correo electrónico de una empresa conocida solicitándote que des click en un enlace y escribas cierta información confidencial. Si pones mucha atención verás que el enlace es ligeramente diferente al de la compañía real y se trata de un correo de pishing o suplantación de identidad.

3. Compras no reconocidas:

Cuando alguien utiliza tu tarjeta o una de tus cuentas de eCommerce (PayPal, MercadoLibre, etc.) para realizar compras en tu nombre. Te darás cuenta con más rapidez que los casos anteriores porque verás las compras reflejadas en tu estado de cuenta. Normalmente estas personas accedieron mediante un comercio fraudulento a tu número de tarjeta y luego probaron con todas las combinaciones posibles de CCV (o número de seguridad) hasta que dieron con el bueno y realizaron compras de productos o servicios de alto valor y fácilmente re-vendibles (como electrónicos).

Ej. Recibes notificaciones de tu banco o ves compras reflejadas por un valor muy bajo por ejemplo en Uber, estas compras son utilizadas para confirmar que funcionen los datos robados ya que el tarjetahabiente pocas veces llama a su banco para quejarse de gastos tan bajos. Posteriormente ver compras por montos mucho más altos en comercios que no reconoces.

En la próxima entrada del blog les diré qué se puede hacer para protegernos en cada uno de estos casos.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment