Como en todo, los malos hábitos con relación a tu dinero pueden resultar ser muy peligrosos. Puedes tener muy buenas intenciones cuando se trata de tus finanzas personales, pero si tienes algunos de los siguientes malos hábitos, seguirás sufriendo para llegar a tus metas.

No tener un presupuesto Nunca nos cansaremos de decirlo, sin un presupuesto tus finanzas personales siempre serán difíciles de manejar y tendrán variaciones inesperadas. Recuerda que el presupuesto te permite ver cuánto dinero tienes disponible y más importante aún, conocer el detalle de tus egresos para que veas cuáles son las cosas que puedes cortar, cuáles no, y realmente cuál es tu excedente si lo hubiera. Sin esta información, te resultará muy difícil hacer cambios y puedes acabar muchos meses consecutivos con menos de lo que obtienes por tus ingresos.

Depender de las tarjetas de créditoA menos que te consideres un “totalero” y pagues el saldo total de tus tarjetas de crédito al final de mes, el exceso y abuso del uso de las tarjetas de crédito es uno de los peores hábitos en tus finanzas personales. Especialmente si utilizas más de lo que realmente ganas. Si no pagas el total, cada peso que gastes con tarjeta de crédito te costará mucho más que su valor real en intereses y recargos. De no cuidar bien este hábito, podrás pasar años de tu vida y muchos intereses después en pagar cosas que tal vez ya ni recuerdes que las compraste.

Compras por impulsoLas compras por impulsos se tratan totalmente del manejo de tus emociones. El no resistir una oferta y querer algo de inmediato te lleva a comprar irracionalmente sin pensar realmente si en verdad lo necesitas. Piensa antes de realizar tus compras y no dejes caer ene todas las ofertas, compara y entiende tus verdaderas necesidades y presupuesto para tomar mejores decisiones.

Exceso de gastos hormigaDe vez en cuando es evidente que iremos a la tiendita mas cercana a comprar algún dulce, un refresco o algo similar. El problema de este tipo de gastos es cuando llegan a un exceso, porque todos sabemos que cuando vamos a la tienda compramos más de lo que realmente necesitamos. Debido a que son importes pequeños, a veces les quitamos importancia, pero a la hora de sumarlos pueden resultar un importe considerable dentro de tu presupuesto. Un pequeño esfuerzo en planear este tipo de compras y cargar algo que lleves de tu casa para evitar el antojo puede ahorrarte mucho dinero al final.

Vicios personalesEstos hábitos no solo no son buenos para tus finanzas personales, pero tampoco lo son para tu vida diaria. Todos tenemos alguno en cierta medida y sería muy difícil no tener absolutamente ningún vicio. Tomar en exceso, comer todos los días en restaurantes, fumar, o incluso andar de compras son algunos de los vicios más comunes. Se medido con tus vicios y primero reconoce que tienes un vicio, ya que la mayoría de las veces la negación al vicio nos impide corregir lo que está afectando tanto nuestras finanzas personales.
Recuerda que los malos hábitos solo se eliminan cuando tratas de lograr el buen hábito contrario al que quieres cambiar. Supera estos malos hábitos en tu vida y tus finanzas personales estarán mejor aseguradas.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment