Escoger entre una serie de prioridades financieras puede ser una de las tareas más difíciles de las finanzas personales, sobre todo porque cada decisión que tomes tendrá un impacto que durará por varios meses o incluso años, así que tomar la decisión correcta es muy importante.

Tal vez te preguntes si debas pagar tus deudas, o mejor invertir en algo, o tal vez aportar a tu cuenta para el retiro o empezar a ahorrar para un fondo de emergencia. La respuesta no será la misma para todos y la única manera de llegar a la mejor respuesta para ti es primero conocer a detalle tu situación actual.

Primero escribe en una lista todas las deudas que sabes que tienes, debes ser lo más meticuloso posible, esto es, anota cuándo tienes programados pagos, cuánto estás pagando de intereses, que pasaría si a esa deuda haces pagos adelantados a capital y que pasaría si no pagas a tiempo, es importante reconocer cada uno de los detalles de estas deudas con el fin de poder poner prioridades a tu lista de deudas, tal vez son deudas controladas y lo mejor será pagarlas en las mensualidades convenidas, tal vez son deudas personales o deudas tóxicas que por más que pagas siguen creciendo. Una vez terminada la lista, ponle un número de prioridad evaluando las variables que ya mencionamos.

El segundo paso será ahora hacer una lista de todos tus activos (las cosas que tienes), esto puede ser desde el efectivo que tienes en tu cartera, pasando por tus cuentas bancarias, y hasta llegar a tu casa, coches, muebles, etc. Todo lo que tenga valor y que en caso de una emergencia puedas llegar a vender debe de estar en esta lista. Categoriza ahorita tu lista por liquidez, esto es, la liquidez es básicamente el tiempo que podrías tener el valor de ese activo en dinero disponible. Evidentemente el efectivo es lo más liquido y una casa o muebles serían poco líquidos ya que tomará tiempo venderlos a un buen precio.

¡Ahora con esto ya sabes dónde estás parado realmente! Tal vez con tan solo hacer estas dos listas ya te estas dando cuenta de tus prioridades y de lo que quieres, y si no te gusta lo que ves hasta ahora, no te preocupes tanto, porque lo bueno es que ya te diste cuenta que no vas por el camino correcto y es buen momento de planear y cambiarlo.

Ahora debes hacer una lista de las cosas que crees que son lo más importante para ti según tu edad. De nuevo, todos somos diferentes en este punto y la edad tiene mucho que ver. No es lo mismo tener 60 años y no tener nada ahorrado para el retiro que alguien de 30 años que tal vez ya empieza a pensar en formar una familia. Es por eso que la mejor manera de hacer esta lista es en base a tu edad, primero pon tu edad del lado izquierdo y del lado derecho define una prioridad o algo que quieres lograr a esa edad.

Ahora todo empieza a tomar forma. Con la lista de lo que debes y lo que tienes y lo que quieres, podrás ver el escenario completo y es momento de echar números! Siempre empieza con la pregunta “Cuánto dinero necesito para X”   y de ahí empieza a construir tus números tomando en consideración tus deudas, lo que tienes y el tiempo que te falta para llegar a tu objetivo.

Como regla general al planear tus prioridades financieras debes recordar que hay ciertas cosas inesperadas que podrán atrasar mucho tus objetivos si no estas preparado, como por ejemplo enfermar y no contar con algún tipo de cobertura de gastos médicos, es por eso que es una buena idea pensar en estos puntos primero, sin importar la edad que tengas. Lo bueno de este tipo de prioridades es que puedes incorporarlas a tus planeaciones financieras para siempre y considerarlas parte de tus gastos corrientes.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment